Blog de Victoria Diehl. victoria.diehl@gmail.com

Galería Michel Soskine: Caras y Máscaras

Exposición colectiva / Group Exhibition: “Caras y Máscaras. Identidad primitiva y contemporánea”.

Fechas / Dates: 1 Diciembre – 21 Enero 2012 .

Sede: Galería Michel Soskine. C/ Padilla 38, Madrid.

Artistas participantes: Eduardo Arroyo, Martin Assig, Tony Bevan, Peter Blake, John Davies, Laurence Demaison, Victoria Diehl, Max Ernst, Pepe Espaliu, Alberto Giacometti, Alan Glass, Maryan, Isabel Muñoz, Pablo Picasso, Humberto Rivas, Barthélemy Toguo, Roland Topor, Simon Willems.

Más información

 

Michel Soskine presenta la exposición Caras y Máscaras Identidad primitiva y contemporánea con la participación de artistas contemporáneos relacionados con piezas de arte primitivo africano, oceánico, esquimal, asiático y sudamericano.

La muestra resalta la perdurabilidad del arte primitivo con esculturas, lienzos, fotografías y obras sobre papel hechas por maestros del siglo XX como Alberto Giacometti, Max Ernst o Pablo Picasso junto con artistas actuales como Eduardo Arroyo, Martin Assig, Peter Blake, Tony Bevan, Isabel Muñoz, Antonio Crespo Foix o Victoria Diehl.

La intención de esta exposición es presentar un recorrido poético donde la belleza, el color, la originalidad, los materiales y el humor juegan un papel fundamental. La presencia de obras de diferentes épocas históricas plantea un interesante diálogo visual, invitando a la formulación de asociaciones propias.

La cara expresa emociones verdaderas a través de la mímica y la mirada. Cuatro de los cinco sentidos (vista, oído, olfato y gusto) están en el rostro. Se considera la síntesis de todo el cuerpo y de la identidad. La máscara es en cambio un disfraz inescrutable con el que crear una nueva identidad. Su carácter de anonimato permite tomar riesgos y favorecer la experimentación. La máscara es, en palabras del crítico Lévi-Strauss, un catalizador de la exploración creativa.

Cara y máscara son por tanto dos realidades complementarias en la representación del ser humano. Salvaje o sofisticada, ceremonial o protectora, animal o humana, la máscara permite adoptar una nueva cara o apariencia. Ya la etimología (greco-latina) de persona se define como “máscara del actor o personaje”, considerando los diversos rostros del hombre en la representación de la vida.

El fin de la máscara puede ser el de propiciar la benevolencia de los dioses o utilizarse como disfraz por el placer del anonimato, pues el poder de transformación de la máscara permite en definitiva alienarse.

La fascinación que ya manifestaron Picasso, Matisse o Derain por el mal llamado arte Primitivo continúa en la figuración contemporánea. Un ejemplo de ello es la mujer con máscara (1974) del fotógrafo Humberto Rivas que se caracteriza por un tinte de lo extraño y un juego de texturas equívocas que indaga en los límites entre cara y máscara. Su misterio enlaza directamente con una máscara de Timor tallada en bambú.

El sentido del humor de Picasso y su interés por el arte primitivo se ve reflejado en la divertida cerámica de las Cuatro Caras (1959) en relación a una máscara inuit de marfil de foca (Alaska) del siglo XIX.

El enorme rostro rojo en acuarela de Barthelémy Toguo titulado What’s Your Name nº 3 en relación a la diminuta talla de la empuñadura de un bastón americano (finales S. XIX) contrastan con las espeluznantes máscaras sobre papel de Martin Assig, cuyos dientes afilados encuentran correspondencia en una máscara nepalí de principios S. XX.

Un retrato inédito de Peter Blake (Prince, 1984) junto a una máscara del Zaire plantean la representación de la mirada o la ausencia de ella, aproximaciones contrastadas pero igualmente penetrantes.

Isabel Muñoz concentra con gran intensidad la noción de muerte en la mirada de sus Maras mejicanos de rostros tatuados, retratados en blanco y negro, en yuxtaposición con las esculturas-calaveras de azúcar tan populares en Méjico los días de difuntos.

El halo terrorífico de Maryan y el surrealista Alan Glass contrastan con la serena fotografía de una máscara Haitiana sobre fondo negro de Victoria Diehl, en relación con una talla colombiana del XIX de una purísima y doliente Virgen María.
El británico Tony Bevan, sintético y enérgico en trazo y color, presenta un autorretrato realizado a partir de los célebres bustos de expresiones extremas de F. X. Messerschmidt (S.XVIII). También sintético el rostro – máscara de Max Ernst, titulado con el juego de palabras  “Astronaume Astronaute” en relación con una máscara peruana de la antigua civilización Chancay.

 

 

 


Anuncios

Una respuesta

  1. Un trabajo impresionante. He de reconocer que de desde hace no mucho tiempo siento algo especial por las máscaras y lo que encierra la apariencia, a pesar de contar con mi amigo Javier Martínez Pino (artista constante) que lleva algún tiempo devorando esta cuestión. Muchas gracias pues arte es lo que falta en el mundo, quiero decir artistas del pensamiento.

    29 abril, 2014 en 5:53 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s